El tesoro del silencio

Estamos tan acostumbrados a estar rodeados de ruidos que hasta puede resultar incómodo estar en silencio y, cuando me refiero a silencio no lo hago solo en referencia a la ausencia de sonidos del exterior sino también a los internos, a esa dificultad para conectarnos con la nada, con nuestra esencia interior callando incluso nuestros pensamientos, por ello a tantas personas les resulta tan complicada la práctica de la meditación.

Pero es el silencio un tesoro invaluable que recomiendo no solo encontrar sino también disfrutar porque nos permite cargarnos de energía más que cualquier vitamínico a la vez que contiene poderosos efectos calmantes, más poderosos que escuchar sonidos relajantes.

  • Desde esta perspectiva el silencio es un gran aliado para el manejo de las emociones al facilitar que podamos calmar cualquier comportamiento impulsivo que como sabemos puede terminar complicando más las situaciones. El silencio también relaja debido a que se suspende el envío de estímulos que incitan la segregación de cortisol, sustancia que eleva el estrés y produce estado de alerta.
  • Incluso es una herramienta que los entrevistadores y terapeutas conocemos muy bien ya que los silencios permiten que la otra persona comience a dar más información precisamente para compensar la incomodidad que suele producir el silencio. 
  • Por otra parte hay investigaciones que vinculan beneficios entre el silencio y la regeneración neuronal, producto que el cerebro en esas circunstancias puede ocuparse de depurar la información almacenada, integrando la información relevante y desechando la que no es de utilidad; definitivamente es todo un reseteo reparador.

Otro beneficio que obtenemos es sobre la creatividad porque permite mantener focalización en lugar de divagar pudiendo así dirigir la energía a un área específica sobre la que queremos trabajar. Dice una famosa cita de Pitágoras: «Escucha, serás sabio. El comienzo de la sabiduría es el silencio».

  • Es un gran aliado para combatir el insomnio ya que permite descansar mejor por las noches. Según un estudio de JAMA Internal Medicine, las personas mayores que padecen insomnio encontraron un gran alivio ante esta afección tras seis semanas practicando la meditación.
  • El silencio fomenta la autorreflexión y el autoconocimiento porque nos permite concentrarnos en aquello que habita internamente en nuestro ser.
  • Resguardar tus logros y avances, guardando para ti lo que obtienes sin someterlo a los ojos y energías de todo el mundo.
  • Es una muestra de confianza, complicidad  e incluso de amor el poder estar en silencio con alguien que amas sin sentir incomodidad

Para muchas personas el silencio inspira soledad e incomodidad, ya que pueden asociarlo a una confrontación con sus propios miedos e inquietudes, por lo que tratan de evitar este estado ocupando sus minutos con ruido.  Esto suele puede producirse a nivel inconsciente porque tus mecanismos de defensa pueden impedir que te des cuenta.

Lo cierto es que establecer  minutos de silencio al día, te permitirá  recuperar fuerzas, relajarte  y beneficiarte  en muchos aspectos de tu vida. Aprende a estar por lo menos 10 minutos en la mañana, tarde y noche sin pensar en nada, no hay mejor meditación que esa y si bien puede resultar muy complejo al principio pronto con la práctica comenzarás a disfrutar de sus beneficios.

“Las grandes elevaciones del alma no son posibles sino en la soledad y en el silencio”.

 Arturo Graf

Liliana Castiglione
(Visited 13 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras