¿Comparas a tu pareja con tu ex?

Es habitual que todos comparemos, no sólo en términos de pareja sino a todo nivel ¿por qué?

Una de las razones se relaciona con el proceso cognitivo que tiene que ver con la forma en la que procesamos la información que recibimos, de modo de acelerar la asimilación de la misma con el objetivo de simplificar situaciones complejas y así poder reaccionar de forma más rápida. Comparamos datos entonces de las diversas experiencias con las que contamos.

Otra de las razones es de carácter emocional donde las comparaciones se producen estableciendo análisis entre lo que tenemos y lo que no. De esta manera a nivel de pareja puede que compares aspectos que echas de menos de tu ex que no encuentras en tu actual relación.

¿Todas las comparaciones son desfavorables?

Por supuesto que no, en el proceso de comparar puede pasar también que nuestra pareja actual resulte favorecida pero aun así no es un proceso favorecedor de la relación ¿Quién disfruta de ser comparado?

Hay factores que inciden que este proceso de comparar tu pareja actual con la anterior sea más recurrente entre los que podemos mencionar la baja autoestima que nos conecta con la carencia y la inseguridad; la estabilidad emocional con que comenzamos una relación también es bastante importante, por ejemplo, una persona que acaba de terminar una relación sin haber procesado el duelo está más susceptible a comparar que una persona que ha logrado superar y sanar su relación anterior.

Lo cierto es que las comparaciones suelen ser percibidas por quien las recibe como un ataque haciéndolo sentir muy incómodo y con frecuencia suelen ser producto de aspectos que deseamos que estén presentes y no lo están o por lo menos como quisiéramos que estuvieran.

Los cuestionamientos entonces se disfrazan de comparaciones del tipo “esto jamás me sucedía con mi ex pareja” en lugar de dar pie al camino adecuado que es la comunicación honesta donde se pueda expresar lo que está sucediendo y lograr acuerdos para resolverlos.

Debes tener presente que comparar suele generar sufrimiento en la persona comparada porque su valor queda supeditado a las cualidades de otra persona.

De igual manera hay que estar atentos a la posibilidad de buscar validación de nuestras conductas en la relación formulando preguntas donde le pidamos nos compare con su anterior pareja del tipo ¿Te hacía sentir así? ¿Cocinaba tan rico como yo? ¿Era tan divertido o tan atractivo como yo?

Una ex pareja forma parte del pasado y como tal hay que aprender de la experiencia y dejarla ir. Cada ser humano es único e irrepetible, la comparación está de más  perjudica tu relación. Aprende a vivir la experiencia de tu presente teniendo cuidado de no establecer análisis de comportamientos o situaciones anteriores y, lo que no esté bien se conversa de modo de encontrar vías de solución de ser posibles.

Trabaja en ti, refuerza tu autoestima, sana tu pasado, toma conciencia de la individualidad de cada quien y, al igual que no te agradaría recibir visitas cuando tu hogar está sucio y desordenado, abre la puerta a esa nueva relación cuando realmente estés preparado para vivirla como una experiencia única.

Liliana Castiglione
Últimas entradas de Liliana Castiglione (ver todo)
(Visited 11 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras