¿Murió la música en vivo?

Foto principal-Slide

El 18 de Marzo del 2016 en Caracas, exactamente a las 7:08 p.m. se dio inicio a la charla que estaba pautada en la Librería Lugar Común, ubicada en la Av. El Ávila con Av. Francisco De Miranda, Edif. Humboldt PB, Altamira sur; con esa pregunta sin respuesta que ha todos mantenía expectantes, ¿Murió la música en vivo?

El pequeño lugar estaba lleno de gente y abarrotado de libros, pero era fresco y acogedor. Como invitados asistieron: Marianne Malí (cantante y compositora venezolana), y Chistian Gall (manager). También asistió el periodista y escritor William Padrón, como moderador de la charla guió el tema con la alegría y el dinamismo que lo caracteriza.

 la izquierda la cantante y compositora Marianne Malí, a la derecha el manager Chistian Gall y en el centro el moderador de la charla William Padrón (Michelle Bolet)

la izquierda la cantante y compositora Marianne Malí, a la derecha el manager Chistian Gall y en el centro el moderador de la charla William Padrón (Michelle Bolet)

Al transcurrir los primeros cinco minutos ya se había tocado un punto clave, “Las bandas no se apoyan entre ellas”, afirmó la cantante. Se discutió sobre la música como arte, experiencias personales y herramientas  esenciales para el crecimiento de las agrupaciones.

Tener una banda no es algo sencillo, es un trabajo y compromiso que surge con la dedicación y el esfuerzo del grupo. Las herramientas tecnológicas deben ser utilizadas de manera adecuada para lograr llegar al público; “los seguidores los buscas tú… y es lo que últimamente ha logrado la electrónica”, dijo William. Añadió también que el público en Venezuela es amplio ya que la cultura es más “abierta”, y es el mismo grupo de personas para todos los géneros, o al menos está dispuesto a escuchar otro tipo de música.

El manager Chistian Gall aseguró que las herramientas modernas le han dado exceso de comodidad a las bandas, ya que no se necesita solo el talento, también se debe dedicar un gran esfuerzo para utilizar adecuadamente las redes y la difusión. Además, hay que tener en cuenta que si una agrupación se quiere dar a conocer tocando en locales, deben esforzarse al máximo, ya que estos sitios corren con diversos gastos relacionados con el evento, pero que no involucran a la banda directamente, por esto los dueños prefieren que se presenten grupos reconocidos para tener mayor ganancia, y para lograrlo deben buscar al público, darse a conocer en las redes, en eventos y mejorando cada aspecto posible, como las herramientas y el talento.

Foto 2.

Momento de preguntas y respuestas. (Michelle Bolet)

Al acercarse el final del conversatorio, hubo una ronda de preguntas bastante dinámica y fructífera, tanto para el público como para los dirigentes del evento.

“La pasión es la que te mueve, y tienes que lograr que la pasión que tienes tú por la música también la tenga tus fans”,  respondió Chistian a la pregunta de ¿Cómo atraer al público para que asistan a “toques”?

Por otro lado, se habló sobre la situación de Venezuela, y Marianne opinó que hay que buscar salidas y soluciones pase lo que pase. Considera que el arte será el que salve al país y todos deben esforzarse, hay que mantener el ánimo, trabajar duro y estar unidos ya que el arte siempre logra trascender; “hay artistas que han surgido dentro de la crisis”, dijo.

Un tema que tampoco podía faltar es el de un género  musical bastante peculiar: el reggaetón. El manager Chistian Gall expresó que, si no te gusta un género musical no puedes desprestigiarlo, ya que los reggaetoneros también trabajan duro, “Ellos, por ejemplo J Balvin o Maluma también se esfuerzan, tanto o más que nosotros, ya que entrar al mundo del reggaetón es más difícil porque hay más competencia, que para nosotros los roqueros”.

A la izquierda William Padrón con Marianne Malí y Chistian Gall

A la izquierda William Padrón con Marianne Malí y Chistian Gall

Todo este evento fue patrocinado por Cerveza Zulia, quienes apoyan al 100% la movida musical y promovieron toda la comodidad y el disfrute posible repartiendo cervezas a todos los espectadores, manteniendo un ambiente más alegre y agradable. Nuevas Bandas también  participó en el evento, organizándolo y promoviendo la música y el arte.

Para concluir la música en vivo no ha muerto, solo hay que cambiar algunas cosas como: trabajar en los locales, que las bandas se promocionen y compartan los públicos, que utilicen adecuadamente las herramientas, y lo último pero no menos importante, tener calidad de música.

Michelle Bolet

Comentarios

Comentarios

Guayoyo en Letras