Archivo del Autor:

Últimos Artículos

Te quiero, pero no debo

Era rubio. Lo había visto en diferentes ocasiones, pero nunca me reconocía. Era incapaz de saludar, quizás porque estaba acostumbrado a ser el centro de atracción. Lo consideraba un presumido de pies a cabeza. Cuando estaba en su ambiente, me mantenía

La gemela atormentada

Encontré a la gemela en el lavadero de la casa. Estaba muy acongojada y a punto de soltar el llanto. Me dijo, apenada que,  no tenía mejor lugar para guarecerse, lo que no me enterneció. Estaba demasiado brava como para discernir

No los quiero, no me gustan

Cuando lo vi por primera vez, estaba saliendo de la adolescencia. Mis hormonas andaban disparatadas, dando tumbos de aquí para allá, lo que indicaba que se avecinan cambios importantes. Me sorprendió. Me alarme al punto de casi perder la cordura, pero

La fisgona

Abrió el bolso con manos temblorosas, sacó una hoja de papel tamaño carta, la dobló y la rasgó en varias partes, luego hizo unos ovillos con cada uno de los trozos, acto seguido, inició un inusual proceso, no sin antes organizarlos
Guayoyo en Letras