El terror volvió a Europa

El terrorismo oriental vuelve a castigar el corazón de Europa, esta vez el destino fue Bruselas. Un ataque suicida en el aeropuerto Zaventem y una explosión en la estación de metro Maelbeek dejó un saldo lamentable de más de 30 fallecidos y más de una centena de heridos.

El Estado Islámico se atribuyó el atentado como una posible respuesta ante la captura de Salah Abdeslam; el terrorista más buscado de Europa. Sin embargo, son muchos los factores que pudieron generar este injustificable y doloroso acto.

Bruselas es la capital administrativa de la Unión Europea y sede del cuartel general de la OTAN, organismos que se involucran de mala manera en el conflicto sirio. Bélgica y la mayoría de países que integran estas organizaciones han apoyado la búsqueda del cambio de régimen en Siria, han financiado y dotado de armamentos a “rebeldes moderados” para derrocar a Al Assad. Estas armas, en ocasiones, finalizan en manos de grupos yihadistas, y ellos las utilizan para perpetrar sus sangrientos actos en territorio occidental. De esta forma se revierte en su contra las políticas que aplica Europa y sus aliados en los países árabes.

Bélgica además, alberga un gran número de extremistas, incluso desde allí se planeó y organizó el atentado a París. Muchos de estos terroristas volvieron al país tras el alto al fuego decretado por la coalición internacional que hacía frente a ISIS en Siria.

Uno de los principales sospechosos de este soez acto fue capturado en Turquía y deportado, en territorio belga fue dejado en libertad tras no determinar sus vínculos con el terrorismo. Es confuso pensar cómo un país que se encuentra tan vulnerable a los ataques terroristas, termine por descuidar su sistema de seguridad, tras el estado de alerta en el que se encontraban después de los hechos acaecidos en París.

Europa debe plantear una política limpia que contribuya a combatir a los grupos terroristas en Siria, en vez de financiar a los mismos para acabar con el Gobierno de dicho país. De esta manera puede que se obtengan resultados circunstanciales en la búsqueda de la paz de los países que la integran.

Los Platos rotos

Estos hechos terroristas terminan afectando de gran manera las políticas de inmigración que plantea Europa con los refugiados. Es importante recordar que estas personas huyen de sus países por el mismo problema, más que culpables y participes del terrorismo son víctimas al igual que los europeos de toda esta historia de conflictos.

Joan Camargo
(Visited 269 times, 1 visits today)

Guayoyo en Letras