crisis

Últimos Artículos

La envidia y el síndrome de Solomon

Formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el talento y el éxito ajenos La envidia paraliza el progreso por el miedo que genera no encajar con la opinión de la mayoría Uno de los mayores temores del ser humano

Venezuela fallida

El asunto es más grave. El régimen chavista de Nicolás Maduro, sin duda, ha violado todos los incisos de la Carta Democrática Interamericana de la OEA y merece ser sancionado, pero suspender a Venezuela de la Organización de los Estados Americanos

Los desencantados de Trump

Cuando en otoño Helen Beristain, residente en el pueblo de Granger, en Indiana, votó por Donald Trump, no se le ocurrió pensar que, como parte de la política de “mano dura” con la inmigración ilegal, su candidato iba a deportar, precisamente,

Las feministas no pueden ser princesas… ni depilarse

Sí, es cierto que todos tenemos derecho a opinar, que todos estamos en la libertad de dar nuestro punto de vista sobre el mundo que nos rodea pero es innegable que en la actualidad es muy difícil mantener contentas a todas

ZIS 110, el “Packardski”

La historia de la Unión Soviética con respecto a los automóviles es curiosa. Antes del período soviético, la industria automotriz rusa era discreta, pero existía, sin embargo luego de la Revolución Rusa (1917) las cosas debían cambiar, ya no se producirían

¿Algo ha cambiado?

Dos son los peligros de este momento venezolano. La insensatez de la ainstrumentalidad, y la evasión de la realidad, tal y como es, sin clausulas condicionales, sin el arrebato de los deseos, sin la perversión del fiasco grupal. Tenemos que comenzar

¿Por qué de la aldea monotemática?

Libre por definición, la controversia de la vida democrática adquiere una pertinencia, complejidad y profundidad que, ocurre desde hace demasiado tiempo en Venezuela, contrasta con el hastío, simplicidad y ligereza en el tratamiento de los problemas comunes. Toda dictadura pugna por

¿Un héroe o villano?

Hace unos días, Maduro se declaró Súperguaicapuro, una clase de héroe con una suerte de capa guindada al cuello. Él, al mejor estilo infantil, se declaró ser un protector y con aquella sabana o mantel en su cuello prometía justicia para

El pan nuestro de cada día

El pan y la pobreza han  caminado siempre agarrados de la mano por los imaginarios del planeta. Los Miserables de Víctor Hugo, buscaban desesperadamente el pan por las calles de París. Los Mártires de Fermín Toro, cenaban únicamente con pan y

¿De quién es la culpa?

Existen dos formas de violar derechos humanos: por acción directa de quien ejecuta el agravio; y por omisión, es decir, cuando siendo consciente de que la acción de un tercero cercena los derechos de una o más personas, no se actúa
Guayoyo en Letras